Una estancia nos influye positivamente si en ella se dan dos factores. Por un lado que el espacio cumpla con las necesidades y estilo de los usuarios. Y por otro lado que posea los principios básicos de proporcionalidad y armonía propios del interiorismo.

El objetivo de mi trabajo es combinarlos para transformar su espacio interior en algo personal y atractivo. Busco además plantear soluciones viables adaptadas a las necesidades y presupuesto del cliente.